martes, 12 de marzo de 2013

Cap10 - ARQUITECTURA POPULAR URBANA - I

Hoy no escribo, hoy es D. Miguel Fisac quien toma la palabra en un texto de 1.985 que tiene tal paralelismo con época actual que abruma.
(...)
No tenemos perspectiva para poder juzgar el fenomeno en el que hoy estamos metidos hasta el cuello. Pero es indudable: Primero, que esto es la quiebra de lo que durante mucho tiempo se ha llamado vanguardia, progresismo, modernidad, etc., tanto en el orden filosófico, político, social, científico, artístico. Y segundo, que frente a esta ruina, nadie se siente con fuerza ni coraje para reaccionar, porque existe la convicción de que lo que se está cayendo, bien caído está. Además, tampoco se vislumbra otro camino claro.

En fin, estamos en un momento de decadencia universal que... tal vez tenga que pudrirse para que, de entre la basura, surja una nueva yerba de esperanza.

Y en esta situación. ¿Qué arquitectura desea y hace el pueblo de La Mancha? pues la que de verdad hace ingenuamente, una arquitectura, pero de ida: la de la contracultura, la que irónicamente esta de moda. Y la viste de máscara, pero creyendo que es como debe vestirse hoy: como le induce a vestirse la propaganda comercial que ve en la televisión.

En los años cincuenta y sesenta, en España hemos vivido un fenómeno curioso y también deprimente: En una coyuntura favorable, nuestro país comenzó a enriquecerse despegándose de su largo subdesarrollo. Pero ese enriquecimiento material: de coche, nevera, televisión en color, etc., no fue acompañado paralelamente de un desarrollo cultural y se cayó en la mentalidad del nuevo rico. De presunción, de exhibición del bienestar y de prestigio basado en la riqueza.

La aristocracia pudo dar la nota de contención elegante que necesitaba la sociedad española, sin embargo, para que no la creyeran tronada, se comportó como el más analfabeto de los nuevos ricos y el resultado ha sido este ambiente general de incultura, indigno de un pueblo con solera.

Pero hay algo aún pero: Un nuevo rico, pobre. Y ese es el panorama que, ahora con la crisis económica  comienza a planear sobre nosotros. Porque a las gentes que se han acostumbrado a ser ricas, les falta la cultura y la formación ética suficiente para ser felices viviendo austeramente y se ven obligadas, como sea a demostrar que no son pobres: Por eso caen en la más baja indigencia; en la del ridículo.

Y entretanto para hacer ostentación de la opulencia ante la galería, se derriban preciosas fachadas populares sobrias y de buen gusto, y se sustituyen por otras llenas de balcones, terrazas, galerias y miradores y sus paramentos se chapan de azulejos, piezas de gres y otros pomposos materiales de las más variadas y rimbombantes formas y coloridos.

Y la faz de unos pueblos modestos, pero dignos, llenos de bellos rincones y preciosas plazuelas, se van atestando, hasta los bordes de sus cinco, siete y diez plantas de pisos, de unos densos mamotretos de arquitectura comercial.
(...)
Miguel Fisac Serna, 1985 - Arquitectura Popular Manchega

Paisaje Urbano de Daimiel -  Pasado y Presente
1. Calle Estación cruce con Calle Victoria / 2. Calle Quevedo / 3. Calle Alfonso XII cruce con Calle Monescillo

Agradecer las fotos antiguas recopiladas en su mayor parte al Grupo de Facebook Me Gusta Daimiel, Me Encanta Daimiel y Daimiel en el recuerdo.

Para ver la imagen a mayor tamaño: aqui

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.