miércoles, 27 de marzo de 2013

Cap12 - CASERÍOS - I

La gran extensión de los campos daimieleños y su distancia al núcleo de población hacen, que además de la quintería, existan unidades arquitectónicas de mayor envergadura para la explotación agrícola y todo lo que ello conlleva, en cuanto a forma de vivir y adaptación al medio.

Analizando al detalle estas edificaciones podemos descubrir que está compuesta de unidades más pequeñas procedentes de la unidad más esencial, la quintería.

El esquema de / cocina / cuadra / pajar / corrales / se repite en torno a un patio central descubierto, donde es común un pozo artesanal para el consumo de agua diario. 

Dichas edificaciones se disponen de tal manera que conforman por sí mismas dicho patio y parte del cerramiento exterior. Allí donde este patio queda sin cerramiento exterior se termina de cerrar mediante un muro de tapial entorno a los 3 metros de altura con acceso al interior mediante un gran portón de madera. Este cerramiento da unidad al conjunto y la sensación de una edificación de mayor categoría.

Pero si algo caracteriza estas edificaciones es que cada una tiene su podría singularidad: Palomares en doble altura, almazaras, bodegas, escuelas o incluso ermitas pueden articularse en torno esta unidad arquitectónica que hace unas décadas gozaba de una vitalidad y dinamismo de la que ahora solo observamos sus ruinas.

Caserío Manchego - Paraje "Navaseca", Daimiel - Octubre de 2009
Referencia histórica - "Casa de Ruci" - Mapa IGN 1/50.000 1.888
39º 6' 26.18'' N
3º 36' 50.39'' O

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.