martes, 29 de octubre de 2013

Cap41 - BOMBOS IV

La semana pasada dirigíamos la mirada a los bombos tradicionales en piedra seca del término daimieleño. Con lo analizado sobre estas construcciones tradicionales en semanas anteriores, afrontamos dos capítulos donde acercaremos una reinterpretación -una nueva lectura contemporánea- de estos bombos mediante dos ejemplos de singulares construcciones realizadas en los últimos meses en el paisaje manchego.

El primero de estos ejemplos es una edificación construida en un camino cercano a Daimiel. Aunque revestida de piedra caliza sobre una estructura cilíndrica, forjado intermedio y semiesfera en la parte superior, su estructura y distribución interior no va en consonancia con lo tradicional de su exterior. Dicho exterior, con amplias ventanas, da acceso mediante una escalera metálica exterior a una terraza superior enmarcada en un cuarto de la semiesfera.

Por su altura y envergadura, imagino -y por eso opino-, que se ha realizado con el objetivo de no pasar indiferente. Sin duda no pasa indiferente. No dudo de la solidez de su construcción, ni de su comodidad interior; si bien hacerla parecer exteriormente un bombo es, a mi parecer, caer en el error.

Sus proporciones, altura, diámetro, cuarto de semiesfera convertido en terraza no mienten; no pudo construirse mediante falsa cúpula. Forzar estas nuevas edificaciones a parecer lo que no son es ir en contra del sentido práctico y esencia de la arquitectura popular. Dentro de la arquitectura popular manchega existen edificaciones en altura y con mirador con las que se podría haber establecido una relación más acertada que asemejándola a la tipología de los bombos.

Pese a mi opinión, son muy valorables estas iniciativas ya que significa que la arquitectura popular no pasa indiferente y cada persona la ve y la interpreta a su manera. Además el muro de piedra, pese a ser un revestimiento exterior, tiene una cierta complejidad y un tiempo elevado en mano de obra que cualquier otro muro enfoscado o de ladrillo. Está colocada con gran pericia en hiladas (no sobre su base a modo de chapado -casos que si son más sangrantes-), lo cual  añade cierto encanto al muro.

Sin conocer más detalles de su construcción, y opinando en base a su parecido con los bombos del medio rural, este es el primer ejemplo de un nueva lectura contemporánea de los tradicionales bombos. 

New Bombos I - Camino de Vacia Cubos, Daimiel.
Junio de 2013
39º 5' 3.40" N
3º 35' 45.95" O

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.