martes, 19 de noviembre de 2013

Cap44 - PLAZAS - I

Las Plazas Mayores

En la mayoría de pueblos y ciudades las Plazas Mayores siguen siendo el punto neurálgico más importante. El caso de las plazas manchegas tiene, si cabe, mayor importancia debido a la horizontalidad del terreno donde se asientan. Desde época medieval surgen estos amplios espacios para cubrir las necesidades de mercado y foro público. Es a partir del siglo XVI, con un gran crecimiento de las poblaciones, cuando se remozan o se crean nuevas plazas públicas creando eso que los libros llaman "plazas de trazado manchego".

Las Plazas Manchegas

Aunque hablar de "plazas de trazado manchego" es pensar directamente en Almagro, La Mancha acoge plazas de similar trazado y características, tales como la de Ciudad Real, Daimiel, Villanueva de los Infantes o Tembleque.

La Plaza Mayor de Daimiel

Soportales actuales
En el siglo XVI surge en Daimiel  la conocida como "Plaza de los Portales Blancos", actual Plaza de España. De trazado rectangular, soportales formados por columnas de piedra, viga carrera de madera y corredor superior compuesto de pies derechos de madera. Dicho corredor fue tapiándose dejando pequeños ventanucos al exterior. Con esta descripción parece que estoy describiendo la Plaza de Almagro, y es que como atestigua alguna foto de principios de siglo XX, la composición de sus edificios era muy similar. Y esta similitud iba más allá, ya que sus sus medidas -37m de ancho x 100m de longitud-, unen estas dos plazas manchegas surgidas en el siglo XVI pero con una  suerte dispar a lo largo de su historia.
Mención en un post aparte merece la presencia de 3 mesones en dicha plaza. Recordemos que en los patios de mesones surgen los teatros de comedias a finales del siglo XVI. La ubicación de esos mesones sobre la actual plaza y el análisis, si quedase, de algún retazo de dichos mesones posibilitaría aventurar alguna remota posibilidad de un patio de comedias daimieleño. Algo que las numerosas reformas de los interiores sumado a que no he leído a día de hoy ninguna referencia a tal hipotético patio de comedias solo queda expuesto como mera conjetura dado los paralelismos con la plaza almagreña.

Detalle columna fundición
Es ya en el siglo XIX, con el progreso de Daimiel gracias al ferrocarril y el pujante sector vitivinícola, cuando se realiza la mayor reforma de esta plaza, una reforma de 50 años. Se sustituyen las columnas de piedra por columnas de función procedentes de Sevilla creando una planta baja de mayor altura. Aquel angosto corredor de pequeños ventanucos se transforman en viviendas con amplios balcones y una fachada decorada al gusto de la época donde no falta el revoco de cal con imitación a sillería y molduras cercando el hueco de los balcones con un cierto estilo modernista que impregna también las nuevas casas decimonónicas de Daimiel.
Esa es, en parte, la plaza que ha llegado a nuestros días. Cierto es que ha perdido los elementos decorativos más singulares y ha pasado por muchos avatares en este último siglo. Chapados de piedra, fachadas de dispares colores, miradores en una segunda planta y un largo etcétera de intentos de uniformidad. Ya hace más de 20 años que se logró esa uniformidad, una uniformidad muy discutible y a la que el ojo daimieleño ya se ha acostumbrado. 

Si dispares han sido las intervenciones en los edificios, su espacio de uso público ha sido de lo más variado. Ha tenido templete para la música, gasolinera, diversas fuentes, abeto, patos de piedra (y alguno vivo), se peatonalizó y tuvo un suelo en los 80 y 90 altamente deslizante de un color rojo que hizo apodarla como la "plaza roja de daimiel". El uso de la plaza como mercado se trasladó al Mercado de Abastos proyectado por Miguel Fisac en 1955 (tema para otro post sin duda).

Olivo Milenario
En 1.998 se realiza una profunda remodelación del espacio público con gran acierto en sus elementos y solado. El olivo milenario, visto con gran escepticismo en un comienzo, se ha convertido la seña de identidad de la plaza daimieleña del siglo XXI
Falta por tanto revisar el aspecto exterior de los edificios, cuidar y recuperar los forjados de vigueta y bovedilla de sus soportales. Un estudio serio que planteé una serie de actuaciones para recuperar el valor de una plaza manchega del siglo XVI con la impronta arquitectónica decimonónica del Daimiel pujante de finales del XIX.

Y para rematar este post -en el que me he alargado más de lo habitual- un intento de panografía. Y es que esta técnica me parece de extraordinaria versatilidad para fotografiar espacios amplios. Ah, y fotografiar la plaza despejada de gente, que eso requiere más complejidad que esta panografía de 10 fotos. 
Plaza de España, Antigua plaza de los Portales Blancos - Daimiel
Noviembre de 2013
39º 4' 9.5" N
3º 36' 45.42" O

*Bonus track II - La Plaza Mayor de Daimiel a lo largo de la historia Fechas estimadas (salvo una que si tiene fecha concreta con premio a quien la descubra XD )

2 comentarios :

  1. Buenas, me ha gustado mucho tu articulo sobre las plazas manchegas, pero personalmente dada la importancia que tiene la plaza almagreña creo que deberías mencionarla profundamente en cuanto a estructura, debido a que es una de las cuales han sufrido menos reforma y mejor conservada se mantiene.
    un cordial saludo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas y gracias por pasarte por estas páginas.

      Sin duda... ya lo digo nada mas empezar el post "hablar de "plazas de trazado manchego" es pensar directamente en Almagro". Es más, pensar en arquitectura manchega es pensar en Almagro.

      He comenzado por la de Daimiel por motivos obvios de cercanía. La de Almagro quedó en el tintero antes del verano, pero tengo pensado algo especial para dicho rincón próximamente. De hecho en el menu lateral para acceder a la sección de Plazas figura una foto de la plaza almagreña.

      Un saludo y gracias por animarte a comentar.

      Eliminar

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.