martes, 11 de febrero de 2014

Cap57 - MOLINOS HIDRÁULICOS VI

Alzado posterior Molino de Molemocho
Retomamos los molinos hidráulicos.

En este recorrido por el Guadiana y sus molinos harineros hemos visto ruinas más o menos estables, simbología e incluso piedras de molino dibujadas en sus muros. Para conocer el funcionamiento de estos ingenios y ahondar en su historia es imprescindible visitar el Molino de Molemocho; molino hidráulico rehabilitado como Centro de Interpretación de estos ingenios a la entrada del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.


Su Historia

Alzado principal Molino de Molemocho
Mitad siglo XX
La historia de este molino retrocede siglos atrás siendo ya nombrado en las Relaciones Topográficas de Felipe II 1.575 como Molino de Muño Mocho perteneciente a la Mesa Maestral de Calatrava. También es referido como Molino de Muele Mucho por su gran capacidad moledora. A lo largo de los siglos pasó de 4 a 5 piedras moledoras y en el siglo XVIII dentro de las primeras obras de canalización del Guadiana se rebaja el nivel del molino y se construye un puente para evitar inundaciones y estancamiento de aguas. En los años 70 del pasado siglo se abandona cayendo en ruina y ya en el siglo XXI se restaura equipándose con maquinaria original de un molino de aceite. En 2008 se abre al público como Centro de visitantes equipado con maquetas, audiovisuales y elementos etnográficos del aprovechamiento del hombre de los recursos del río.

La rehabilitación

El incendio del subsuelo formado por turba vegetal provocó grietas que ponían en peligro la estabilidad de sus muros. Un gran trabajo de ingeniería mediante pilotaje posibilitó recuperar esta edificación. Por contra de este buen trabajo ingenieril se cayó de nuevo en errores de bulto a la hora de intervenir en esta edificación. Una cubierta formada por pares de madera que nada tiene que ver con las que encontramos en la arquitectura manchega abogan a eso de "que bonito queda" [pero que poco tiene que ver con lo preexistente]. Otro aspecto llamativo en su restauración son sus canales perfectamente rectos, unos canales que deben disminuir la sección para aumentar la velocidad del agua e incidir en el rodezno a mayor velocidad.


Lo mejor, su contenido.

Paneles, maquetas, audiovisuales
Pese a estos despropósitos, que también se dan en el puente de acceso, lo mejor del Molino es su contenido. 

Adentrándonos en este molino podemos conocer de manera muy visual la historia de estos molinos harineros, la molienda, las cacerías de patos de siglos pasados en Las Tablas o el aprovechamiento de las riberas del Guadiana con maquinaria para el cultivo del arroz entre otros aspectos singulares. Además, ver correr el agua bajo tus pies por los canales es todo un privilegio para aquellos que conocen la historia de desecación e incendios de este humedal. 


* Como curiosidad, y fruto del refranero tradicional, es este dicho sobre estos molinos que me ha comentado mi padre como conocedor de este molino en funcionamiento al llevar grano hace ya alguna década.


"Molemocho me grita, Flor de Ribera me llama y las muchachas del puente quieren que no me vaya"

Molino de [Muelemucho] Molemocho, Daimiel. Diciembre de 2.013 
39º 7' 44,22'' N
3º 41' 29,46'' O

Maps de los Molinos hidráulicos en el entorno de Las Tablas de Daimiel

Ver Molinos hidráulicos del Guadiana. en un mapa más grande

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.