martes, 11 de marzo de 2014

Cap61 - ESTACIONES DE TREN I

Los días de invierno parecen que van a quedar atrás en breve, al menos en estas páginas, para dar paso a la luz del inicio de la primavera con días en los que con poquito que salga el sol ya cambia nuestro estado de animo.

Pero los cortos días de invierno dan para mucho y nos dejan buenas instantáneas. Sumida en un eterno invierno se encuentra la Estación de Ferrocarril de Daimiel -motor económico de la localidad en el siglo XIX y XX- actualmente uno de los puntos con menos vida de la localidad.



à Inciso necesario: si te dispones a leer esta aventura ferroviaria -y tienes posibilidad- sube el volumen del altavoz y léelo al ritmo de Paco de Lucia - Concierto de Aranjuez

Su construcción es consecuencia de la llegada del ferrocarril a Daimiel el 1 de Octubre de 1860, uniendo Alcazar de San Juan con Ciudad Real. La arquitectura ferroviaria del siglo XIX tiene la nostalgia de los viajes en tren pre-altavelocidad y se impregna de los matices arquitectónicos de cada comarca.

He viajado más bien poco en tren; si bien el pesado trayecto Cuenca-Daimiel lo tengo bien machacado atravesando estaciones de idéntica factura pero con las particularidades de la serranía conquense y la llanura manchega. Mención aparte merece el trasbordo en Aranjuez que se hacía menos pesado analizando al detalle la magnifica, pero muy deteriorada, estación de ferrocarril madrileña.


Volviendo a la estación daimieleña situada en el pk 218.8 a 627,22 m.s.n.m. en la línea férrea de ancho ibérico Manzanares- Ciudad Real entre las estaciones de Manzanares y Almagro cuenta con curiosidades tanto históricas como arquitectónicas.

Como ya he indicado previamente el ferrocarril llegó a Damiel el 1 de octubre de 1860 cuando MZA (Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante) puso en funcionamiento el tramo Daimiel-Manzanares de la línea que buscaba unir Alcázar de San Juan con Ciudad Real. En 1941 la nacionalización de ferrocarril en España supuso la desaparición de MZA y su integración en la recién creada RENFE. Desde 2005 Renfe explota la línea mientras que Adif es la titular de las instalaciones ferroviarias.


El color blanco y añil son los únicos factores que nos ubican la estación en La Mancha, y aunque tras más de 150 años en la localidad no podemos afirmar estrictamente que sea arquitectura popular, es una pieza clave en la historia para entender el patrimonio industrial surgido en el siglo XIX y esa arquitectura decimónonica manchega que se desarrolla al calor de nuevos materiales que llegaban a los andenes de esta estación.

Bodegas, alcoholeras, fabricas de cerámica y de jabones circundaban los andenes de la estación siendo punto de encuentro, de negocios, carga, descarga, de despedidas, de reencuentros, ajetreo e incluso de algún acontecimiento histórico trágico. Como testimonio gráfico de ese ambiente es esta foto del fotógrafo daimieleño Cencerrado ilustra sobremanera lo que significaba el ferrocarril.

En la actualidad el tiempo parece haberse parado en la estación, una maquina electrónica expende el billete en un solitario anden y sólo la alcoholera con la antigua casa de los franceses sigue inamovible desde aquel pasado industrial y ferroviario. 

Estación de Ferrocarril en Daimiel, Enero de 2014
39º 3' 41,30'' N
3º 36' 14,55'' O
Fuentes: Wikipedia
Documentación gráfica histórica: Daimiel en el Recuerdo - Foto Cencerrado

* En memoria de aquellas víctimas inocentes de una barbarie sin sentido.
** la semana pasada prometí un nuevo post sobre bombos, pero se hará esperar al menos una semana más. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.