Cap65 - INGENIERÍA HIDRÁULICA II

La alberca (del árabe hispánico albírka, y este del árabe clásico birkah) ha sido la construcción más disfrutada en los calurosos veranos de las huertas manchegas para pegarse el oportuno chapuzón. Pese a ello, su construcción no responde ni al ocio ni a los baños veraniegos. La alberca era un estanque que almacenaba el agua extraída por el pozo para distribuirla por gravedad desde la parte más alta de la huerta.

En el siglo XX, como ya vimos, existe una modernización del invento tradicional con nuevas máquinas motrices y nuevos materiales. Durante esta breve transición -hasta la llegada de la bomba vertical- se dan curiosos intentos de modernización. En este caso nos centraremos en la evolución de la alberca, el albercón.

Y seguimos sin movernos de Casablanca, bordeando un pequeño arroyo arbolado, observando un curioso transformador hexagonal, cruzando un pequeño puente y vislumbrando a lo lejos una enorme encina junto a una gran construcción circular; el albercón de Casablanca.

Como he referido antes, la modernización en los métodos de extracción de agua requiere de grandes estanques de agua como deposito de presión para alcanzar mediante acequias subterráneas la mayor cantidad de hectáreas de regadío posibles. En el siglo XX se publican cuadernos para la modernización del campo manchego donde se dan directrices para la construcción de las nuevas albercas, entre otras instalaciones agrícolas, en los trabajos de colonización y modernización del campo manchego (cuadernos muy interesantes de los que haré referencia en futuros post). Aplicando estas directrices se proponen albercas hexagonales o circulares sobre las tradicionales de planta rectangular. La base para proponerlo es simple, con la misma cantidad de material de construcción un estanque circular contiene más agua en su interior que una alberca tradicional.

Encina y exterior del albercón de Casablanca (atención a la escala humana)
De aquellos grandes albercones circulares que todavía se pueden observar por el campo manchego, el de Casablanca impresiona y marea con tan solo fijar la vista en su interior vacío. Al igual que la tejera de la semana pasada, tenía mucho interés en visitarla tras conocer pinceladas sobre ello gracias a Concepción Sepulveda en un vídeo para tablasdedaimiel.net en el que indica algunos datos sobre sus dimensiones 4,5 m de profundidad y 50 m de perímetro. Años tardaría en secarse por evaporación formándose una gran capa de ovas que descansan descompuestas sobre el lecho de esta magna alberca.

Vista panorámica del albercón desde el exterior (Arriba)
Vista panorámica del albercón desde el interior (Abajo)

Su llenado se realizaba mediante una bomba de aspiración que obtenía el agua de un pozo circular donde el agua se encontraba (y encuentra) casi en la superficie por la cercanía del nivel freático gracias también al arroyo de Cañada Lobosa situado a escasos metros.


Lógicamente no me podía ir de allí sin bajar hasta el albercón por la oxidada escalera y comprobar el eco, el almohadillado de las ovas y una sensación claustrofóbica que me hizo poner  pies en polvorosa. Desde lo alto de su muros la sensación es totalmente distinta y corrobora el encanto del paisaje/arquitectura que espero estar trasmitiendo durante estas semanas desde Casablanca.  

Desde el albercón de Casablanca, Daimiel. Febrero de 2014
39º 9' 34,25'' N
3º 43' 41,8'' O

Fuentes de consulta:
Los trabajos de colonización en la provincia de Ciudad Real. José Villalobos Fernández
Cuadernos de estudios manchegos, ISSN 0526-2623, Nº. 1, 1947 , págs. 51-58


Serial de Casablanca:

Cap63 - BODEGAS VII, una bodega en plena naturaleza

Comentarios

  1. Felicidades por las entradas de Casablanca. No te parece un buen tema para las jornadas de historia ¿no?. Ramón Vicente Diaz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar muchas gracias por pasarte por el blog. Sin duda es un tema con mucha miga y del que hay muy poco escrito. Por mi parte ando con otro trabajo para las Jornadas de Historia también relacionado con la arquitectura popular. Si estas líneas sirven para que alguien se anime a ello con Casablanca sería estupendo. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.