martes, 15 de abril de 2014

Cap66 - ERMITAS III

Para este penúltimo post por Casablanca  nos adentramos en una tipología que sólo aquellos enclaves de suma importancia disponían. La pequeña y coqueta ermita de Casablanca es un punto de referencia y otro recurso más dentro de este complejo singular.

Exteriormente la ermita presenta planta rectangular, cubierta a dos aguas de teja árabe, porche con arco rebajado y una pequeña campana. Los detalles del alero de bocateja, ventanucos circulares y el imprescindible encalado le imprime la singularidad manchega a esta pequeña ermita.
Alzado principal (izquierda) y posterior (derecha)
Interiormente la sencillez prevalece sobre la nave central sin elementos decorativos a la vista. La bóveda de cañón atirantada nos da pistas sobre su construcción, ya que este mismo sistema constructivo es empleado en una de las naves de la bodega de Casablanca. Sin conocer la advocación a la que está consagrada esta ermita si hay algo claro es que allí hace tiempo que no se celebra misa; la mesa del altar se dispone pegada a la pared, por lo que la última misa se celebraría de espaldas y en latín. Anexo a este sencillo altar se disponen sendas puertas a cada lado como confesionario, quedando iluminado su interior por unas estrechas y alargadas ventanas -ahora cegadas- a través del alzado posterior.
Detalle exterior (izquierda) y nave interior (derecha)
Pese a más de 40 años sin uso su estado de conservación es bastante aceptable. Dentro de este estado medianamente aceptable se comienza a detectar esa primera fase de deterioro y abandono que, siendo de bajo coste de reparación, se puede convertir en un estado de ruina irreversible como ya hemos visto en otros lugares de Casablanca. 

Imagino que quien haya llegado a este último parrafo leyendo con atención está imaginando la cantidad de posibilidades que tiene este lugar ¡con ermita incluida! Y es que dejando volar un poco la imaginación... cualquiera no tiene la posibilidad de casarse en plena naturaleza entre grullas y encinas centenarias de un Parque Nacional rebosante de vida. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.