martes, 1 de julio de 2014

Cap77 - QUINTERÍAS O CASILLAS V

Los colores y calores del verano invitan al descanso o al menos cambiar las habituales rutinas diarias. En efecto, Arquitectura Popular Manchega se toma un descanso veraniego tras meses intensos buscando, fotografiando, escribiendo y disfrutando en definitiva de la arquitectura manchega.  

Si recorremos esta segunda "temporada" de Arquitectura Popular Manchega es interesante el amplio espectro de aspectos sobre esta singular arquitectura que se han abordado desde una mirada actual. Allá por octubre el centenario Fisac abría camino para analizar los bombos tradicionales y los nuevos bombos reinterpretando su aspecto exterior o su técnica constructiva. Más tarde volvimos nuestra mirada a la cara más singular de la Venta de Borondo y la Plaza Mayor de Daimiel. Sin descanso pusimos sobre la mesa de debate la conservación de las bodegas del casco urbanocumplimos un año. Entrado diciembre nos alegramos de lo que parecía una buena reparación y comenzamos analizar los ingenios hidráulicos manchegos.  En pleno invierno pusimos rumbo al caserío del Pico y sus curvas para después adentrarnos en la arquitectura más manchega de Miguel Fisac cerrando el 2013 hablando sobre relojes y humor manchego. En 2014 los Reyes Magos nos regalaron un post sobre puentes y una semana después Juan Francisco Prado se animó a colaborar con el blog desgranando la era en La Mancha. Gracias a Pedro Gutierrez viajamos hasta La Berzosa para adentrarnos en un gran caserío en ruinas y el análisis de las quinterias/casillas cercanas al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel generó un intenso debate. También tuve el honor de estrenar el blog de los amigos de ecoop, desgranar el molino hidráulico mejor conservado del Guadiana y escalar en bici hasta el mirador de La Mancha. Symbcity y Plateau Team ya es una realidad gracias en parte al apoyo de ese goteo que necesitaban para llevar a cabo su idea. Dejamos atrás el crudo invierno estampando cúpulas en panografías, retrocediendo al siglo XIX en ferrocarril y de nuevo los bombos dejaron su estampa más desalentadora en estas páginas. Con la primavera nos adentramos en Casablanca abordando un serial de 5 post, viajamos en el tiempo 4.000 años hasta la Edad del Bronce y fuimos de piedra en piedra visitando un impresionante bombo en Llanos. De piedra en piedra caímos en una pequeña bodega subterránea y seguimos siendo hidalgo caballero en la Venta del Tizón o recorriendo cañadas con su pequeño patrimonio. Los pueblos de colonización destaparon una arquitectura muy interesante y Don Quijote regresó al blog para descubrirnos una mirada de La Mancha a comienzos del siglo XX. Casi para finalizar la fotografía se abrió  paso y los lectores nos brindaron su mirada de la Arquitectura Popular Manchega.

Y es que La Mancha es tierra de contrastes en el periodo estival. El amarillo seco de las cosechas y alpacas contrasta con el verde de los interminables campos de viñedo que en junio se muestran en pleno crecimiento. Los polvorientos barbechos a escasos metros de las tablas fluviales y lagunas manchegas son un contraste de colores y sensaciones.


Y todos los colores se hacen uno y cientos al atardecer. El sol cae en el horizonte manchego o se esconde bajo los carrizales y masiegas  de los humedales manchego regalando sonidos y colores que en el calor del verano se perciben a otro ritmo.


Las construcciones que hemos ido analizando durante estos meses también tiñen con sus colores el paisaje manchego estival. Las huertas eran el lugar manchego esencial del verano con su blanco cambiante sobre el amarillo, marrón, verde, azul o rojizos atardeceres. Poco quedan de esas huertas manchegas con casilla, alberca, noria y álamo. No por ello de vez en cuando el paisaje nos regala esa pequeña "alhambra blanca" entre rastrojos, líneas eléctricas y tupidos vallados de setos.

Como decía al comienzo es tiempo de descansar en lo posible, reorganizar ideas, pensar en nuevos proyectos y seguir trabajando en la arquitectura popular porque estoy seguro que el otoño llegará con novedades cuajadas durante estos meses. Aprovechad al máximo el verano y seguid con un ojo a facebook o instragram  #arquimanchega para seguir al día de nuestra arquitectura más cercana. 

 Huerta Manchega. 
Hoya de Valdelobos, Daimiel. Junio de 2014
39º 5' 10,72'' N
3º 38' 41,5'' O

—Como me quieres bien, Sancho, hablas desa manera —dijo don Quijote—, y como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles;

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.