Cap119 - BODEGAS XI │ "La bodega de las estrellas"

El recorrido por las bodegas tradicionales manchegas parece cobrar sentido propio desde aquella sección constructiva de 2012 que nos descubría un patrimonio olvidado, decadente, en desuso, pero interesante. Los campos de tinajas, los restos de un cooperativismo ruinoso, la destrucción de pequeñas bodegas, las escondidas bodegas subterráneas o los vetustos mosaicos de otras tantas bodegas familiares nos llevaron a pensar, que al fin y al cabo, la ruina es bella. Pese a ello, entre tanta ruina encontramos bodegas con un increíble potencial que nos llevaron a un lugar de La Mancha donde una bodega resiste inmutable al paso del tiempo en un gran estado de conservación. 

Siguiendo este recorrido, que buenamente pudiera parecer estar guiado por las estrellas, acabamos en la tierra manchega del vino por excelencia, Valdepeñas. En el casco urbano de esta ciudad manchega encontramos la bodega Dionisos, una bodega tradicional manchega a pleno rendimiento.


Una bodega a pleno rendimiento de actividad con un interesante patrimonio arquitectónico interconectado al patrimonio gastronómico, cultural y etnográfico. Con todos estos antecedentes nos adentramos en una bodega para hablar de vino, viñedos, enoturismo, cosmos, planetarios y arquitectura. Y es que si por algo es más famosa La Mancha que por su arquitectura popular, es por su gastronomía. Play Gastro | Destino Ciudad Real

La Historia

Bodega Dionisos, Valdepeñas


Dionisos es el fruto de cuatro generaciones dedicadas al vino. Ya en los años 20 del pasado siglo XX, cuando los vinos de valdepeñas eran conocidos y reconocidos, D. Lorenzo de Nova Garrido y D. Manuel de Nova Tercero comenzaban la producción de vinos consiguiendo importantes premios internacionales. El paso del tiempo, y casi en una labor quijotesca frente a una imparable "modernización" de la viticultura, D. Dionisio de Nova Morales y actualmente D. Dionisio de Nova García apuestan por una agricultura biológica con variedades propias de la comarca, un gran respeto a la tradición y un patrimonio heredado. Un patrimonio que tiene en sus entrañas ese saber acumulado, que a través de su observación y conocimiento, logra una bodega con identidad propia.

Dionisos, dios griego de la vendimia y el vino, da nombre a la actual bodega que tiene en la agricultura biológica, la tradición y las estrellas el objetivo de acercar  La Mancha al mundo.

La bodega

La bodega es un magnífico ejemplo de casa de labor manchega con vivienda e instalaciones para las las labores agrícolas. La vivienda sigue el trazado de la casas manchegas con un patio central porticado con corredor superior desde donde se tiene acceso a las distintas habitaciones y a la cueva.

Patio interior de la casa de labor
La cueva, además de albergar los vinos que se almacenan a una temperatura constante en barricas o tinajas a 9 metros bajo tierra, es un elemento característico y propio de la arquitectura popular que junto al patio es eco de una tradición heredada y funcional.

Las instalaciones dedicadas a bodega conservan la esencia de aquellas bodegas familiares antecesoras de las grandes cooperativas. Las instalaciones se articulan en torno a un gran corralón desde donde se observa en primer término un pequeño descargadero junto al jaraiz equipado con una cuidada maquinaria de mediados del siglo XX que mima la uva desde su recogida.

Descargadero y jaraiz

La bodega cuenta con dos grandes naves construidas en tapial y con cubierta de cerchas de madera para albergar tinajas. Las tinajas de hormigón y barro cocido albergan en su interior un vino elaborado con su propia levadura y que cada material consigue transmitir unas características propias. En todo caso, una elaboración que imprime calidad e identidad a los vinos que como bien indicaba Dionisio: "viene a ser cocinar en hierro fundido" (cocinar a fuego lento que nos atreviamos a indicar en el lejano capítulo 5).


Naves de tinajas de barro cocido y hormigón
La cueva, gracias a su temperatura, constante conserva en su interior: vino en barricas, ennegrecidas tinajas, viejas botellas cubiertas de moho y viejos pellejos en una interesante dualidad del valor de nuestro patrimonio como elemento histórico/cultural y el valor añadido del patrimonio en uso que aprovecha las cualidades de una sabia tradición en un modelo de negocio actual compatible.

Cueva con tinajas, barricas y ennegrecidas botellas
Basado en la filosofía de la bodega las instalaciones cuentan con un planetario. ¿Un planetario en una bodega tradicional manchega? Sorprendete a la par que interesante. Gracias al pequeño planetario se explica de manera didáctica la influencia de los ciclos del tiempo en los procesos vitales. La fuerza del añil sobre el tapial tiñe un ficticio cosmos donde la arquitectura popular, la viticultura y cosmobiología tienen sitio en mitad de La Mancha.

Planetario de la bodega
Los viñedos

La bodega cuenta con viñedos propios situados bien en suelo calizo muy característico de La Mancha y un suelo arcilloso en pendiente con canto rodado. Sobre estos suelos se extienden viñedos en cepa baja con las variedades tradicionales Airén y Cencibel (conocida como Tempranillo fuera de La Mancha). Además de las variedades más tradicionales, también encontramos las variedades Garnacha, Verdejo y Cabernet Sauvignon.

El rosal es un testigo del oidio, una de las enfermedades de la vid
En todos los casos los cuidados de la viña tienen como elemento esencial propiciar una maduración correcta a través de una serie de criterios técnicos basados en una fertilización natural, el mantenimiento de los suelos con su capa de piedra superior actuando de aislante, poda, despunte, vendimia a mano... y la influencia del calendario cósmico que marcará los días en las tareas agrícolas para dar a lugar a vinos con características únicas.



Los vinos

Airén, variedad mayoritaria en La Mancha

Los vinos siguen la filosofía del trabajo realizado en el viñedo en una agricultura biológica que aprovechará la propia levadura natural de la uva para la elaboración de un vino propio del sitio y del tiempo donde se ha criado. La luna, que indudablemente ejerce gran influencia en los procesos vitales de las plantas marcará la influencia de uno de los cuatro elementos: Aire, Agua, Fuego o Tierra, sobre el viñedo. Estos ciclos también marcarán la elaboración de los vinos, obteniendo distintos vinos en función de la influencia bajo la que se realice todo el proceso.

Vinos "al compás de la luna", tal y como nos contó Dionisio, con distintas características, aromas, sabores, colores... que los buenos paladares disfrutan y los que somos poco duchos en materia (un servidor) sirven para conocer algunas pinceladas sobre este "wine world" y constatar que hay otros modelos de producción en La Mancha más allá de las intensísimas producciones que van en detrimento de la calidad.



La visita

Cata de vinos en la visita de las estrellas

Enmarcada en lo que actualmente denominamos enoturismo, la bodega ofrece a través de su web experiencias y visitas que permiten adentrarse en los entresijos del vino desde la propia viña, hasta la producción del vino en la bodega, su disfrute a través de distintas catas y actividades que acercan el mundo del vino con la arquitectura tradicional como telón de fondo.Y todo ello con las estrellas, la luna y el cosmos como protagonistas siendo salto y seña de esta bodega valdepeñera.




La pasión de Dionisio al frente de la bodega y la gente que trabaja codo con codo en Dionisos demuestra que con esfuerzo y trabajo nuestro olvidado patrimonio puede estar más vivo que nunca y traspasar fronteras.

Dionisio durante la visita a la bodega
Para los que apostamos por un patrimonio lleno de vida es fabuloso adentrarse en la web www.labodegadelasestrellas.com o sus redes sociales (Facebook & Twitter) y conocer la intensa actividad que mantiene viva la bodega. Tomo prestada una frase de RestaurArq twitteada en las I Jornadas sobre Arquitectura Tradicional. Estrategias de Salvaguarda: “Conocer para conservar y utilizar para mantener”.

+ Info www.labodegadelasestrellas.com

Bomba de trasiego
Bodega Dionisos
-Valdepeñas-

Comentarios