martes, 26 de enero de 2016

Cap129 - SISTEMAS CONSTRUCTIVOS III: TIRANTES│ "Atirantamiento de construcciones tradiciones"

Los sistemas constructivos tradicionales también presentan patologías y lesiones en las que hemos ahondado más bien poco en el blog. En muchos casos las patologías y lesiones surgen al emplear sistemas constructivos y materiales incompatibles con los tradicionales. Quizá el caso más recurrente para ilustrar esa incompatibilidad sea la humedad en los muros de tapial enfoscados con mortero de cemento.
Los listones de madera que se sitúan a la altura de los ventanales vienen
a solucionar una lesión que presentan algunos muros de tapial.
Casa de Las Encinas, Daimiel
En otros casos las lesiones aparecen por errores constructivos fruto de una arquitectura basada en más experiencia que datos técnicos y que puede llevar, debido a la fragilidad de sus materiales, a lesiones en la propia construcción. La paradoja es que quizá parezcan pequeñas lesiones de construcciones modestas y con cierta antigüedad comparadas en un futuro con las patologías que puedan presentar muchos de los edificios construidos en las últimas décadas.

Ante la lesión el ingenio de la solución. 

Cubierta del Cap99 - SISTEMAS CONSTRUCTIVOS II: Cubiertas
Entre las lesiones que más se observan en las construcciones tradicionales son los muros no aplomados debido a empujes laterales, muros no enjarjados en las esquinas o elaborados con tierra de escasa calidad. Si recordamos el funcionamiento de la cubierta a dos aguas más usual (par y tirante) observamos el empuje inclinado de los pares que debería de absorber el tirante (componente horizontal) y muro (componente vertical). En algunos casos, entre otras causas, esa unión no es efectiva, el peso de cubierta es superior al estimado y los muros comienzan abrirse.

Ante esta lesión es necesario introducir un elemento que absorba los empujes laterales. Para ello volvemos nuestra mirada a las bóvedas de ladrillo construidas en la mitad del siglo XX basadas en una bóveda de cañón de ladrillo construida sin cimbra cuyos empujes laterales se absorben con tirantes metálicos en el arranque de la bóveda y de los que hemos visto algunos ejemplos desde pequeñas luces en ermitas hasta importantes luces en naves de tinajas.

Bóvedas de ladrillo atirantadas que podemos encontrar en Casablanca, Daimiel 
En el caso que nos ocupa se dispone un tirante metálico bajo los tirantes de madera que traspasa el muro de tapial y queda tensado por el exterior mediante un listón de madera y remache. El nuevo tirante trabajará a tracción contrarrestando los empujes laterales y repartiendo el esfuerzo puntual del tirante a través del listón de madera en la superficie exterior del muro.

Cubierta de madera sobre muro de tapial encalado. Tirantes metálicos a media altura. Casa de Las Encinas, Daimiel
Listón de madera exterior que reparte el esfuerzo del tirante sobre el muro.
Casa de Las Encinas, Daimiel

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.