sábado, 23 de abril de 2016

Cap135 - HISTORIA DE LA ARQUITECTURA POPULAR MANCHEGA III│ "Escenarios cervantinos en #Cervantes400"

Releyendo el breve pero intenso tratado de Miguel Fisac sobre la Arquitectura Popular Manchega (1.985) no encontré mejor prólogo para este post en este día y en este momento.  

Posiblemente rebuscando en su memoria no encontró don Miguel paisaje y arquitectura -de los muchos que había conocido- que fueran para él más anodinos, más antipoéticos, menos proclives a la idealización, que las resecas llanuras manchegas, los caminos polvorientos, las simplicísimas ventas y los fantasmales molinos de viento. Y, acertó. Acertó, sin proponérselo, traspasando el realismo más duro, presentándolo de la forma más cruelmente genial y burlesca, hasta llegar a las cotas más altas del más sublime idealismo. 
Tal vez esta arquitectura y estos paisajes sean para muchas gentes -y también gentes manchegas- ridículos y vulgares: porque hoy esas gentes siguen ancladas en mentalidades propias del siglo XVI.

El 23 de abril de este 2016 se conmemora el IV Centenario de la muerte de Don Miguel de Cervantes y William Shakespeare; una fecha  tradicionalmente aceptada y desde estas líneas nos sumamos a la conmemoración de este Centenario y del día del libro.

El universo cervantino y en especial su hidalgo Don Quijote de La Mancha ha sido referido en incontables ocasiones en relación a la arquitectura, los paisajes y ,en definitiva, a La Mancha que vio Cervantes (tal como refería D. Francisco García Pavón). Desde esta huella digital de la arquitectura popular manchega en el siglo XXI también hemos abordado de manera directa tan descomunal asunto, en otras tantas ocasiones de manera indirecta pero en esencia cada post contiene un escenario anónimo que nos traslada a esos lugares quijotescos de finales del siglo XV y comienzos del XVI.

Si algo hay de cierto en las distintas representaciones artísticas del Quijote y de Miguel de Cervantes es su arquitectura. Más allá del lugar concreto de cada episodio, la arquitectura tradicional de La Mancha ha permanecido -con sus peculiaridades y particularidades concretas- inmutable durante siglos. Esto ha servido para que numerosos periodistas e investigadores siguiesen y sigan los pasos de Miguel de Cervantes y su personaje ficticio a lo largo de "resecas llanuras manchegas, caminos polvorientos, simplicísimas ventas y fantasmales molinos de viento".

La primera serie de animación española no pudo ser ajena a esta aventura y en 1.979 tras un gran trabajo de documentación de estos escenarios manchegos se estrena Don Quijote de La Mancha en televisión española. Más de 3.000 pinturas a la tempera con escenarios manchegos que sirvieron para rodar la serie de animación. Una serie que tantas veces se repuso en la 2 de televisión española en los 90 y que hasta tuve la oportunidad de ver en Primaria en un visionado de la serie más al detalle guiado por mi maestra de lengua. Y lo cierto es que sus escenarios me siguen evocando a paisajes más o menos anónimos de La Mancha y de los sucesivos capítulos de este cuaderno de viaje.




"...vió no lejos del camino por donde iba una venta, que fue como si viera una estrella, que a los portales, si no a los alcázares de su redención, le encaminaba."




"ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra. ¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza.





"casi como instigados y movidos de un mesmo espíritu, se llegaron a Sancho, y, apeándole del asno, uno dellos entró por la manta de la cama del huésped, y, echándole en ella, alzaron los ojos y vieron que el techo era algo más bajo de lo que habían menester para su obra y determinaron salirse al corral, que tenía por límite el cielo; y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él como con perro por carnestolendas"




Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno, bien como quien se engendró en una cárcel, donde toda incomodidad tiene su asiento y donde todo triste ruido hace su habitación?





"Llegada, pues, la hora que le pareció, entró en el pueblo y en casa..."



Y una sintonía tan conocida casi como la propia obra.



"no he de aguardar más tiempo a poner en efecto mi pensamiento pues son muchos los agravios que pienso deshacer, tuertos que enderezar, sinrazones que enmendar, y abusos que mejorar, y deudas que satisfacer"





Bibliografía:
Don Quijote de La Mancha, web oficial de la serie de dibujos animados http://www.quijote.tv/

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo, envíalo por e-mail o comenta que te ha parecido. Espero tus opiniones.